La Corona y Los Ángeles que Adornan las Sienes de Nuestra Señora La Virgen de San Juan de los Lagos

La Corona y los ángeles que adornan las sienes de Nuestra Señora de San Juan, fueron fabricados en el año 1904 en la Ciudad de Nueva York por la compañía #BenzigerBrothers.



La Casa entregó la corona oportunamente en Guadalajara el 15 de abril de 1904; para fabricar la corona hubo de consultarse la heráldica, y se adoptó el estilo bizantino, ligeramente modificado. La altura total de la corona es de 18 centímetros; pesa 165 gramos de oro de 18 kilates, y contiene 196 piedras que consisten en diamantes, rubíes, oliveanes, zafiros y cristal de roca.

La corona está muy artísticamente trabajada y el oro fue bruñido en cuatro diferentes matices para hacer resaltar los diversos paños.

La forma difiere por completo de la que se ha empleado para otras coronas, y aunque es de estilo bizantino, el remate es una cruz latina de diamantes, sobrepuestos en un globo también montado de piedras.

A cada lado de la corona está un ángel que lleva en la mano derecha una cinta semicircular, que se eleva sobre la parte superior, en la cual está grabada la siguiente inscripción: “MATER INMACULATA, ORA PRO NOBIS”. Los Ángeles son de plata fina, y pesan, incluyendo la cinta, 4,923 gramos; están fuertemente dorados con varios matices y las letras de la inscripción están en esmalte azul.

Con información del Dr. José Everardo López-Padilla
Archivo Histórico de la Catedral Basílica de San Juan de los Lagos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *