Riesgos de los videojuegos para los menores

Riesgos de los videojuegos para los menores

Si bien algunos videojuegos tienen efectos positivos en el desarrollo personal y educativo de los menores, ayudándoles a asimilar conceptos abstractos, permitiéndoles perfeccionar la destreza visual, su curiosidad musical y artística o al promover el trabajo de forma colaborativa al jugar con otros jugadores, su uso conlleva riesgos que es preciso conocer, reconocer y prevenir.

Más allá de la polémica en el sentido de que los videojuegos inducen a la violencia, promueven la delincuencia, son causa de ausentismo escolar o de alineación -temas basados mayormente en opiniones y prejuicios que en estudios científicos y de los cuales se puede estar a favor o en contra-, es preciso considerar que existen, en la realidad, graves y diversos riesgos:

Contenidos inapropiados.

En algunos videojuegos hay exposición a lenguaje soez, sexo y erotismo, violencia, discriminación, drogas o juego. Los modelos y estereotipos del mundo virtual pueden ser perjudiciales para los menores en el mundo real si son complejos de interpretar, si son inapropiados para su edad o ilícitos en los comportamientos mostrados (asesinatos, violencia contra las mujeres, discriminación).

Abuso y adicción.

El uso excesivo y descontrolado de videojuegos desemboca en conductas asociadas a la dependencia y adicción afectando, tanto a menores como a adultos, a nivel psicológico y en ocasiones físico, manifestándose a través de dependencia y uso excesivo, síndrome de abstinencia, aislamiento social y/o renuncia a estar con amigos.

Grooming y ciberbullyng.

Al entrar en contacto con otros usuarios a través de salas de chat o foros, mediante textos o voz, los menores pueden ser víctimas de acoso, insultos, situaciones de chantaje o vejaciones, ya que en los sitios, a pesar de la presencia de moderadores, las charlas privadas que llegan a establecer con terceros, no son controladas.

Privacidad y virus.

Por programas maliciosos o virus informáticos al descargar e intercambiar archivos, así como en el uso de datos personales y bancarios por parte de los menores. El uso indebido de datos vulnera el derecho a la intimidad, la privacidad y la propia imagen del usuario: desde los ficheros de registro, la posesión remota del equipo por intercepción, hasta por “cookies” que, aunque legales, pueden usarse con fines fraudulentos.

Los menores pueden verse expuestos a este tipo de riesgos, ya sea que ellos mismos visiten páginas con contenidos legales pero inapropiados, o bien, que algún usuario malintencionado, aprovechando el medio online que soporta los videojuegos, les distribuya contenidos ilícitos o plagados de malware.

Es preciso reconocer que los menores son particularmente proclives a asumir este tipo de riesgos, al utilizar los videojuegos en sus ratos de ocio y entretenimiento, que ahora con los dispositivos móviles, facilita su uso en cualquier momento y lugar.

Si estás considerando la adquisición de algún videojuego o en tu hogar cuentan ya con ellos, considera las siguientes acciones preventivas:

Compra adecuada.

Comprueba que el videojuego sea adecuado para el menor y ad-hoc a su desarrollo personal. Observa el ícono de clasificación, ya que éste indica la edad mínima recomendada de uso (3, 7, 12, 16 ó 18 años, o EC –Niños pequeños, E- Todos, E10+ Todos mayores de 10, T-Adolescentes, M-Maduro, AO-Adultos únicamente, RP-Aún sin clasificar), así como la catalogación de características potencialmente conflictivas del juego (lenguaje soez, discriminación, drogas, miedo, juego, sexo, violencia, juego en línea).

Uso responsable.

Supervisa la compra e instalación de los juegos, determina áreas comunes dentro del hogar para su uso, establece normas de uso (tiempo y contenido), concientiza a los menores sobre los riesgos, instala herramientas de seguridad (antivirus), controles parentales, bloqueadores de páginas, crea cuentas personalizadas para los usuarios.

Debes asumir, como adulto, tu responsabilidad en referencia al entorno educativo de los menores. Habla con ellos y con los padres de sus amigos para que realicen estas acciones en su propio hogar, a fin de fomentar un uso adecuado y seguro de los videojuegos.

Participa con tus comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *