¿Qué es la adicción al tabaco?

En la sociedad actual cada día va en aumento el insumo de tabaco en tempranas edades, en ocasiones las personas lo hacen inconscientemente o por el desconocimiento de las consecuencias que puede ocasionar el tabaco. En la etapa de la adolescencia pueden llegar a fumar como un significado de rebeldía o al desear sentirse con mayor edad, en personas mayores de edad puede llegar a ser un acto social, identificando que llegan a fumar en grupos como en reuniones o con amigos.

Los cigarros contienen nicotina, una droga muy adictiva. Cada vez que se inhala, el fumador promedio consume entre 1 y 2 mg de nicotina por cigarro. La nicotina llega al cerebro en unos 10 segundos lo que contribuye a su gran poder de adicción. El cigarro y otros derivados del tabaco generan dependencia por un mecanismo similar al de la adicción a drogas como la cocaína y la heroína.

Cuando la persona inicia a fumar puede llegar a presentar una tolerancia esto quiere decir que debe ir aumentando la dosis para tener el mismo efecto que tuvo la primera vez.  Por tal motivo cada día la persona va a ir aumentando su consumo de cigarros y alterar las diferentes áreas de su vida, incluyendo la afectación al ciclo sueño-vigilia apreciando que estas personas suelen despertar una o varias ocasiones en la noche por su deseo de fumar. La dependencia se puede generar hasta con el consumo de un cigarro diario por lo que debemos estar atentos a lo que el cuerpo o la mente están indicando puesto que la dependencia puede ser física, psicológica o llegar a presentar ambas ante la adicción.

La dependencia Física es provocada directamente por la nicotina, responsable del síndrome de abstinencia. La dependencia Psicológica es cuando el hábito de fumar se ha convertido en una compañía en diferentes situaciones, por ejemplo, el estar nervioso, el convivir con personas fumadoras, pasar por momentos desagradables.

Cuando una persona tiene el propósito de dejar de fumar tan solo el hecho de disminuir su consumo o anularlo podrá presentar el síndrome de abstinencia relacionado con irritabilidad, somnolencia, fatiga, dificultad para concentrarse, trastornos del sueño, aumento de peso, urgencia de fumar. La mayoría de estos síntomas alcanzan su máxima intensidad entre 24 a 48 horas luego del último cigarrillo y van disminuyendo lentamente en un período de 2 a 4 semanas.

Cuando una persona desea o tiene el propósito de dejar de fumar debe comprender cuando y porque fuma tabaco, establecer una fecha para dejar de fumar, buscar apoyo, buscar grupos o instituciones de ayuda para iniciar un tratamiento y crear nuevas maneras de aliviar la tensión.

El Centro de Atención Primaria en Adicciones San Juan de los Lagos (CAPA San Juan) les invita en el mes de mayo a reflexionar sobre el consumo de tabaco, desde el primer cigarro se pueden presentar problemas a corto y a largo plazo que van desde problemas físicos, de salud, económicos, familiares y sociales, evitemos llegar a la dependencia.

Si deseas dejar de consumir puedes acercarte a nuestras instalaciones ubicadas en calle Rosales #217 en la colonia de Lomas Verdes, teléfono (395) 725 6945.

Formemos un San Juan de los Lagos un lugar libre de humo de tabaco, evitando daños a nuestro organismo y teniendo un mejor ambiente para generaciones futuras.

Por: Guadalupe Liliana Murillo Mares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *