¿Qué es el Alcohol? (Parte 1)

alcohol1

Este depresor del sistema nervioso central es la droga legal de más alto consumo y que cuenta con un mayor número de adictos, debido a que las bebidas que lo contiene gozan de una gran aceptación social y su consumo se encuentra muy arraigado en nuestra cultura. El alcohol etílico que contienen las bebidas alcohólicas se crea durante la fermentación de los azucares por las levaduras y el que produce la embriaguez.

¿Cómo se consume?

Se ingiere en una gran diversidad de bebidas alcohólicas que se toman solas o combinadas. Estas bebidas pueden obtenerse mediante la fermentación de jugos vegetales, de frutas o granos, como en el caso del pulque, la cerveza o el vino; o por destilación, al eliminar el agua y obtener un liquido de mayor contenido alcohólico, como en el caso del tequila, el vodka y el ron.

¿Cuáles son los efectos inmediatos del consumo de las bebidas alcohólicas?

Los efectos se presentan en una secuencia de cinco etapas, siempre que el individuo continúe bebiendo y de acuerdo con la cantidad y el tipo de bebida ingerida, así como el volumen de los alimentos que se encuentran en el estomago, el sexo y el peso corporal de la persona y las circunstancias en que se bebe:

Primera: el sujeto se ve relajado, comunicativo, sociable y desinhibo. Debido a que el alcohol primero deprime los centros nerviosos que controlan la inhibición de los impulsos, por lo que la conducta se libera, el individuo parece excitado.

  • Segunda: la conducta es esencialmente emocional, errática, se presentan problemas de juicio, y existe dificultad para la coordinación muscular, así como trastornos de la visión y del equilibrio.
  • Tercera: el individuo presenta confusión mental, se tambalea al caminar, tiene visión doble, así como reacciones variables de comportamiento: pánico, agresividad, llanto. Por otra parte tiene serias dificultades para pronunciar adecuadamente las palabras y para comprender lo que se dice.
  • Cuarta: incapacidad para sostenerse de pie, vómitos, incontinencia de la orina, estupor, aproximación a la inconsciencia.
  • Quinta: inconsciencia, ausencia de reflujos. Estado de coma que puede llevar a la muerte por parálisis respiratoria.

Lo que sucede es cuando una persona ingiere una copa, el 20% del alcohol presente en esa bebida es absorbido en forma inmediata a través de la paredes del estomago y pasa a la sangre. El otro 80% es absorbido un poco más lentamente y también lo hace desde el intestino delgado, para circular en la sangre. Si la ingestión de las bebidas alcohólicas se detiene o continua en forma moderada, los niveles de alcohol en la sangre se mantendrán bajos, pues el hígado sano podrá metabolizarlas, con ayuda de la eliminación del alcohol en la orina y el aliento. Sin embargo, cuando la velocidad de ingestión y la cantidad ingerida rebasan la posibilidad de eliminarlo, se dificulta la coordinación muscular y el equilibrio, se obstaculizan la memoria y el juicio y se puede llegar a estados de intoxicación que ponen en peligro la vida.

 ¿Cuáles son las consecuencias del consumo reiterado?

Después de un tiempo de abusar del consumo de bebidas alcohólicas, en forma gradual se presenta un deterioro en diversos órganos como el estomago, el hígado, los riñones y el corazón, así como en sistema nervioso.

Existen una serie de enfermedades que se relacionan con el consumo reiterado de bebidas alcohólicas, la mayoría de ellas se encuentran entre las principales causas de mortalidad en nuestro país, como la cirrosis hepática y las enfermedades cardiacas.

Algunos estudios señalan que quienes se inician en el abuso de las bebidas alcohólicas desde jóvenes tienen una expectativa de vida 5 ó 10 años menor que los que no tienen esta conducta.

En el Centro de Atención Primaria en Adicciones San Juan de los Lagos (CAPA San Juan) nos especializamos en la atención y tratamiento del consumo de sustancias adictivas como el tabaco, alcohol y drogas ilegales (cocaína, marihuana,…), para mejorar la calidad de vida de las familias y personas que se encuentran con este problema. Si conoces a alguien que desee dejar de consumir, o si quieres dejar de fumar, beber o consumir alguna otra droga te invitamos a que acudas a nuestras instalaciones, nos encontramos en la calle Rosales #217 en la colonia de Lomas Verdes y nuestro teléfono es el (395) 7256945. Los servicios son totalmente gratuitos.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *