Libertad, Independencia y Compromiso

Libertad, Independencia y Compromiso

EDITORIAL
Agora – 18 septiembre 2015
Libertad, Independencia y Compromiso

El 16 de Septiembre de cada año, en San Juan y en muchas partes de la República, se suscita una euforia de “libertad e independencia” que transforma a muchas personas, de tal manera que en ese momento se sienten libres de toda atadura y se confunden al pensar que todo hombre será más libre al ser cada vez más independiente, se cree que el hombre libre es aquel que no depende de nada ni de nadie, en ese momento creen convertirse en un “hombre absoluto”, es decir: absuelto, desligado. Esta forma de pensar pude llevar a la “idolatría de la libertad” que es una utopía ¡El hombre absolutamente libre no existe! Los seres humanos, el hombre, es un ser constitutivamente dependiente que puede escoger de una infinita gama de dependencias, todo hombre puede querer lo que quiera ¡pero tiene que querer algo! Y en el mismo momento en que ejercita su derecho a querer algo queda vinculado a aquello que quiere. Es así que la libertad deja de identificarse con la independencia, porque la libertad ejercida no es ya independencia sino vinculación. Debe quedar claro que al decidir por una, o algunas posibilidades nos cerramos necesariamente a otras, pero esta decisión nos abre a muchas posibilidades distintas. Dicho de otra manera, el hombre libre puede quererlo todo, pero tiene que querer algo concreto dentro de ese todo. Por esto, y en automático, su Libertad no es ya más Independencia sino que se transforma en compromiso. Si se liberara al hombre de todas sus raíces y ataduras se haría juguete de todos los vientos; aquel que rehúsa la vinculación comprometedora se entrega a merced del viento que le arrastra, y lo que parecía ser un obstáculo de la libertad (la vinculación radical, el compromiso) se convierte así en el paradigma de ella, Finalmente, se debe entender que para una sana convivencia social y el logro de una verdadera libertad solo el hombre radicalmente vinculado, comprometido a algo adquiere, justo por la virtud de ese compromiso, la libertad frente a todo lo demás. El ejercicio de la libertad y la celebración de una auténtica independencia atañen, en todo momento, a ciudadanos y autoridades, quienes harían honor a este principio de Libertad e Independencia tan solo al comprometerse irrestrictamente por el bien de la comunidad.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *