La Peste de Cólera de 1849 – 1850 en San Juan de los Lagos

Existen grandes lagunas en la historia civil de nuestra población y la mayoría de los hechos históricos que se han escrito están centrados en aspectos religiosos y pocos son los sucesos civiles que conocemos de nuestra historia. Para recuperarlos, debemos recurrir al pasado, guardado en la memoria de nuestros viejos.

El acontecimiento de este artículo fue narrado por una honorable dama de San Juan de los Lagos, nacida a finales del siglo 19, quien lamentablemente ya falleció. Con mente lúcida y memoria privilegiada me relató este hecho, mismo que escuchó de boca de sus abuelos y padres y que logré comprobar, en algunos detalles, al consultar el archivo de la Parroquia de San Juan Bautista.

El 24 de diciembre de 1849 se vendió pescado al pueblo traído de otro lugar y al día siguiente una señora amaneció enferma de cólera. Al principio se quisieron dar muchas causas para la enfermedad, pero finalmente se tuvo que aceptar que el origen fue el haber comido pescado en mal estado y la noticia de la enfermedad provocó gran inquietud entre los habitantes de San Juan, pues aún estaba fresca en la mente de los vecinos, la peste de cólera que 17 años atrás había azotado a la población.

La primera epidemia fue en 1833 y se originó en España y desde ahí pasando por Cuba, Tampico y San Luis Potosí llegó hasta San Juan, donde cobró 257 víctimas y con este antecedente el temor era grande.

La enferma murió a las pocas horas y pronto la gente se convenció de que una nueva calamidad se acercaba. Otras personas se enfermaron y siete días después, el día último del año, se sepultaron 8 personas muertas a causa de la peste. Entonces ya no hubo más dudas, era el cólera.

El años nuevo de 1850 fue recibido con espanto. En la segunda semana de enero las cajas eran insuficientes para sepultar a las personas fallecidas, por lo que algunos, solo envolvían a sus difuntos en petates o cobijas y los enterraban inmediatamente. El camposanto se llenó y se tuvo la necesidad de abrir uno nuevo.

El único médico que había en la población era insuficiente para atender a los apestados, su trabajo no alcanzaba a evitar que la epidemia se extendiera.

Los sacerdotes, 12 en total, transitaban en caballo trasladándose lo más rápidamente posible hacia donde los llamaban. Las multitudes los seguían, pedían con gritos llenos de dolor los sacramentos.

El 8 de enero de 1850 se contaron 20 defunciones, entre ellas la del Padre Lauro Gallardo, al día siguiente 20 más, el día 10 fueron 31 difuntos, el 13 fueron 36 muertos, incluyendo el Sr. Cura Don Mario Cuellar de quien su cadáver fue expuesto a la vista del público, ante el asombro de la población y no se enterró inmediatamente como se hacía con los demás. Ese mismo día el Capellán Mayor del Santuario, Don Ignacio Rosales, encabezó una procesión para rogar a Dios que acabara con tan espantosa mortandad.

Algunas semanas después, el día 2 de febrero, se presentó el último caso de cólera, la víctima fue Don José Marcos Martín, primer tipógrafo de la población.

La peste duró 38 días y los libros 14, 15 y 16 de defunciones del archivo parroquial confirman la muerte de 573 personas de todas las condiciones sociales, casi el 10 por ciento de la población.

La peste fue conocida como la segunda cólera y la tranquilidad del pueblo poco a poco se fue recuperando hasta normalizarse.

Esta tragedia de mediados del siglo XIX, sin lugar a dudas fue una de las más grandes de nuestra historia local.

Por: José Alvarado Montes.

One comment on “La Peste de Cólera de 1849 – 1850 en San Juan de los Lagos
  1. Juan'itos Armando San juan dice:

    Toda la razón tiene señor Luis y faltan muchísimas más cosas qué han sucedido a lo largo de nuestra historia en la gran ciudad de San Juan de los Lagos, como los brotes de sarampión, viruela y tos ferina qué sucedió desde 1940 hasta 1960 aproximadamente hasta su radicación oficial y la tifoidea de 1914 y muchas más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *