LA DIETA Y LA NAVIDAD

Generalmente la mayoría de las personas , con el afán de celebrar en grande las fiestas de navidad, año nuevo y reyes, descuida en forma alarmante la dieta, consumiendo comidas, bebidas e infinidad de antojitos y golosinas con un alto contenido en calorías ocasionando tarde o temprano aumento de peso y otros trastornos que afectan su salud.

Por efecto biológico y fisiológico, el cuerpo despierta la necesidad de ingerir más productos con alto valor calórico, para que de esta forma conserve la temperatura caliente en temporada de invierno, aunado a que el metabolismo se vuelve más lento también en esta temporada, con el mismo propósito de conservar calor dentro del cuerpo. Por otro lado hay tendencia a movernos menos debido al frio, y no gastamos las calorías necesarias para conservar nuestro peso normal.

Se aconseja que, siempre, pero sobretodo en estas épocas, hagamos conciencia de esto fenómenos y tratemos de manejarlos de forma inteligente, sin dejar de disfrutar. Lo principal es no abusar de todo lo que este hecho o contenga azúcar, harina o maíz. Si no hay otras opciones entonces limitar su consumo, o sustituir con carbohidratos favorables como cantidades moderadas de fruta, mucha verdura y mucha proteína, como carne, pollo y pescado. Y mezclar sus bebidas alcohólicas con agua natural o mineral. Así mismo,  no dejar de hacer algún ejercicio.

Por último, se aconseja a las personas que se encuentran actualmente en proceso de de bajar su peso, no abandonar su tratamiento para mantenerse protegido, de esta forma si no bajan mucho, evitan subir al menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *