Herpes Simple = Fuegos

La palabra herpes, quiere decir vesícula, por ello la mayor manifestación de esta  infección son las lesiones en forma de vesícula (ampollita llena de liquido).

Tenemos dos tipos de virus del herpes simple, el tipo 1 que afecta de la cintura hacia arriba, y el tipo 2 de la cintura hacia abajo.

Es una enfermedad muy frecuente, altamente contagiosa,  que no deja inmunidad por lo que puede regresar en otras ocasiones en la misma persona.  El periodo de incubación, o sea entre el momento de adquirir la infección y la aparición de los signos y síntomas, es de 2 a 20 días.

El virus permanecerá indefinidamente en los ganglios radiculares y se activara cuando bajen las condiciones inmunológicas (baja de defensas) del huésped, regresando las manifestaciones o lesiones.

La trasmisión sexual es posible sobre todo en el virus tipo 2, cuando las lesiones se encuentran en pene, escroto, vulva, vagina o periné.

El cuadro clínico es muy conocido, se presenta con los llamados fuegos o fogazos que aparecen en los labios en forma de racimos de uvas, dando una ardor marcado, y las aéreas más comunes son los labios, comisuras labiales, mucosa labial, lengua en el caso del virus tipo 1. En el caso del otros tipo, el 2, abarca las zonas principalmente genitales.

Las lesiones desaparecen con o sin tratamiento en 7 días aproximadamente sin dejar cicatrices.

El tratamiento puede ser a base de medicamentos antivirales, antiinflamatorios y en algunas veces funciona bien la aplicación de tinturas secantes, la crioterapia, así como medicamentos que aumenten las defensas  sobre todo en personas que ya ha padecido esta infección de forma frecuente.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *