Enero Mes de la Recuperación de las Adicciones

Enero Mes de la Recuperación de las Adicciones

En el mes de Enero es celebrado el “MES DE LA RECUPERACIÓN DE LAS ADICCIONES” por lo que es importante prevenir y ayudar a las personas que cuentan con alguna adicción, pero es igual de importante, que las personas que han dejado de consumir alguna sustancia adictiva se mantengan en abstinencia. De esta manera mejoraremos las relaciones de nuestras familias y la salud de nuestros seres queridos. Es necesario saber del proceso adictivo para poder comprender y ayudar a las personas involucradas en este fenómeno, ya que este proceso se desarrolla a lo largo del tiempo.

 

 

En un inicio, el uso que la persona hace de la droga no es adictivo pero progresivamente el uso se irá aumentando hasta hacerse un hábito, y luego se convertirá en abuso. Aun en este momento no se puede decir que sea una adicción, pues el abuso es un estado en el cual la persona conserva el control sobre el uso de la sustancia; pero la línea que divide el abuso con la adicción es muy delgada, por lo que la persona se expone al uso de la sustancia puede pasar esa línea y convertirse en adicto.

 

La adicción puede pasar inadvertida, por la ligereza de los síntomas o por la habilidad de la persona para compensar las consecuencias negativas que la adicción tiene sobre su propia vida y sus relaciones. A lo largo de este proceso la persona pasa por diversas etapas que reflejan el deterioro progresivo del fenómeno adictivo.

 

Diferencias entre abuso y dependencia

 

El abuso es una etapa previa a la dependencia de menor gravedad y reversible, pues luego de un período de abstinencia es posible retornar al uso moderado y responsable del alcohol, ya que es la única sustancia permitida para su uso moderado y responsable a diferencia de las demás sustancias adictivas. Para el tabaco no existe la etapa de abuso, pues la nicotina tiene un potencial adictivo mayor, por lo que se pasa directamente a la dependencia. Lo mismo ocurre con sustancias altamente adictivas como la cocaína, el cristal y las metanfetaminas.

 

Las drogas alteran el estado de ánimo y la química del cerebro, este cambio se manifiesta en una alteración mental y de conducta por lo que la persona experimenta cambios físicos, psicológicos y de comportamiento; lo que puede ocasionar problemas en las relaciones interpersonales.

 

Etapas del proceso adictivo

 

El proceso adictivo pasa por 3 etapas: Uso, Abuso y Dependencia (adicción), el uso se define como un uso experimental u ocasional que no tiene un consumo regular. Generalmente lo hacen impulsados por la presión social del entorno o por curiosidad. Podemos decir que alguien abusa de una sustancia cuando la persona comienza a integrar la sustancia en los momentos de su vida.

 

En ocasiones el uso regular induce a pensar en la sustancia como una diversión ya que no se manifiesta ningún efecto molesto relevante. En esta etapa, la persona se encarga de proveerse a sí mismo de la droga, y la consume una o dos veces a la semana, aunque todavía no siente la compulsión de consumir droga, necesita asegurarse de que la tiene.

 

En la tercera etapa la persona se considera adicta cuando presenta una necesidad de consumir una sustancia, la que trata de conseguirla al costo que sea, sin medir las consecuencias negativas que pueda tener. Una dependencia es cuando la droga ejerce una influencia destructiva sobre la persona que la consume y entorpece las relaciones sociales e impide tener una vida normal.

 

La adicción inicia cuando se consume con regularidad y se vuelve permanente, y el objetivo primordial pasa a ser el conseguir y consumir la sustancia de la cual  la persona depende. Este nivel adictivo se caracteriza por las modificaciones biológicas que se producen en el cuerpo, que conducen a los llamados síndromes de abstinencia y tolerancia.

 

A medida que el cuerpo se va “acostumbrando” a la sustancia adictiva este va funcionando en su presencia, por lo que la persona siente la necesidad de consumir mayores dosis para lograr los efectos anímicos que aparecían a los inicios del consumo. Cuando esto sucede significa que la persona ha desarrollado una capacidad para consumir mayores cantidades de droga, a esto se le conoce como tolerancia. La tolerancia es una característica que todo consumo de drogas desarrolla y consiste en la necesidad de incrementar la cantidad de droga para obtener el mismo efecto que al inicio de su uso.

 

El síndrome de abstinencia es el conjunto de malestares físicos y psicológicos que se presentan cuando una persona ha estado consumiendo una droga e interrumpe su consumo. El cuerpo tiene la capacidad de adaptarse a condiciones nuevas, en este caso, la presencia de droga en el cuerpo que lo estimula en forma continua. Es decir, el cuerpo se ha acostumbrado a recibir la droga, y al no consumirla, la función del cuerpo se altera provocando una necesidad de recibirla de nuevo.

 

El Centro de Atención Primaria en Adicciones San Juan de los Lagos (CAPA San Juan) nos especializamos en la atención y tratamiento del consumo de sustancias adictivas como el alcohol, tabaco y drogas ilegales, para mejorar la calidad de vida de las familias y las personas. Si conoces a alguien o deseas dejar de fumar, beber o consumir alguna otra droga, te invitamos a que acudas a nuestras instalaciones, estamos en la calle de Rosales #217 en la colonia de Lomas Verdes nuestro teléfono es el 725 69 45, servicios totalmente gratuitos.

 

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *