El Presidente Andrés Manuel López Obrador Anuncia Que No Habrá Trasvase Del Agua De Los Altos De Jalisco Hacia León

–  El Gobierno Federal, a través de la Conagua, presentó una propuesta técnica que solucionaría el problema de tantos años, sin realizar el trasvase a Guanajuato y sin inundar los pueblos jaliscienses. El Gobierno del Jalisco comparte dicha propuesta


–  Este fin de semana Germán Martínez, titular de Conagua, presentará el estudio a los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo y en un mes el Presidente regresará a Jalisco para ratificar la solución y ofreció garantías y un seguro contra posibles daños que firmaría él mismo y alcanzaría el rango de decreto presidencial


Este sábado 14 de agosto el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer un proyecto técnico para que la Presa El Zapotillo abastezca de agua al Área Metropolitana de Guadalajara, sin que se inunden los pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo y sin que haya trasvase de agua a Guanajuato, propuesta que el Gobierno de Jalisco comparte.

La cortina quedará en 80 metros y se harán obras adicionales para la seguridad de los habitantes, mediante compuertas automatizadas que se cerrarán en el temporal de lluvia y se abrirán en el estiaje, lo que garantizará el aprovechamiento del agua del Río Verde que daría suministro al área Metropolitana de Guadalajara de 3.5 metros cúbicos por segundo; sin embargo, Guanajuato queda fuera del proyecto.

En la presa El Zapotillo, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que la próxima semana el titular de CONAGUA, Germán Martínez, presentará la solución a los pobladores de las tres comunidades en la plaza de Temacapulín y anunció que regresará en un mes para dar seguimiento al tema.

Ahí, precisó que esta alternativa “no es lo deseable, es lo posible en términos técnicos, porque la presa fue diseñada para tener una cortina de 105 metros, y se quedaría en 80 metros, y también fue diseñada para abastecer al Estado de Jalisco y al municipio de León, Guanajuato, no podría esa capacidad de abasto de agua, porque la cortina se quedaría en 80 metros y además sería menos el volumen disponible de agua, no alcanzaría para dar agua a León, así de claro, el agua solo se quedaría en Jalisco.”

“La buena nueva es decirles: no se va a inundar y darles la garantía de que eso no va suceder. Explicar técnicamente por qué y asumir nosotros la responsabilidad de cualquier siniestro, de cualquier situación extraordinaria, algo no previsto, de cualquier cosa que pudiese suceder.

Como una especie de seguro donde el Gobierno Federal se compromete a hacerse cargo de daños posibles que con el tiempo pudiesen afectar a los tres pueblos. Yo firmaría ese compromiso y lo elevaríamos a rango de ley mediante un decreto para que estén complemente seguros de que no va a suceder nada que afecte a los pueblos, que no se va a inundar”, explicó Andrés Manuel López Obrador, quien pidió que en este tema los manipuladores se hagan a un lado y no pongan sus intereses personales por delante. “No queremos politiquería, que no se metan”, dijo frente a vecinos de la región. 

En la explicación técnica Germán Martínez Santoyo, director de CONAGUA, afirmó que no se construirán diques, ni se afectará Temacapulín; se requiere la instalación de compuertas y reforzamiento de la obra de desvío existente. Con ello, se podrá manejar niveles en el embalse y entregar constantemente 3.5 metros cúbicos de agua al AMG. 

Para brindar seguridad estructural, hidrológica e hidráulica a la presa, dijo Martínez, es necesario concluir la construcción del tanque amortiguador y otras obras complementarias. Durante el temporal de lluvias se cerrarán las compuertas para el primer llenado, después se manejarán los niveles con la obra de desvío. 

“El Gobierno de México privilegia la seguridad, la protección y el desarrollo y bienestar de los habitantes de los tres pueblos”, añadió el titular de CONAGUA.

Andrés Manuel agregó que en un mes regresará a El Zapotillo para revisar los avances.

SE DEBE MODIFICAR EL DECRETO

Mientras no se modifique el decreto actualmente vigente que le da certeza legal al proyecto de la presa El Zapotillo. Este documento debe ser actualizado y poner candados conforme a los acuerdos que se llegue con las poblaciones para evitar que el próximo o los próximos presidentes de la República, puedan retomar la obra. 

“Yo creo que la confianza se va a generar en el momento en que se modifique el decreto. Si el decreto no se modifica, no se actualiza, no habrá confianza porque lo puede retomar cualquiera después. En el momento que se acepte la recomendación que emitimos en el Observatorio en el sentido del ordenamiento hídrico, ahí se van a poner las cosas en su lugar y se va a respetar el derecho que tiene todo mundo al agua de la cuenca (…) La única forma de garantizar confianza y que este proyecto no siga latente como amenaza para nadie, sería actualizar el decreto, esa es la calve”, señaló Juan Guillermo Márquez Gutiérrez, presidente del Consejo Consultivo de la Alianza Cívica Alteña para la Defensa de los Derechos del Agua en los Altos de Jalisco. 

El también coordinador del Observatorio Ciudadano para la Gestión del Agua en Jalisco añadió que mientras no se modifique el decreto, todo quedará en mera promesa y se corre el riesgo de revivir la pesadilla después del sexenio. 

“Estaremos muy atentos, estaremos pugnando para que eso se dé de manera efectiva y no quede solo como una promesa o una etapa posterior. Sino que quede cerrada la pinza, en ese sentido”.  Precisamente, esperan que el presidente cumpla su palabra y todo quede blindado antes de que termine su administración. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *