EL PAPEL DE LA FAMILIA EN LA PREVENCIÓN DE LAS ADICCIONES

¿Cuáles son los factores o situaciones de riesgo?

Los factores o situaciones de riesgo del consumo de drogas son aquellas circunstancias que potencian la vulnerabilidad de las personas ante el uso y abuso. Son situaciones y características, tanto personales como ambientales, que conducen a unas personas más que otras, hacia una situación de fragilidad ante las drogas y, por consiguiente, aumentan la peligrosidad. Existen distintos factores o situación de riesgo relacionados con los tres elementos que componen el consumo de drogas: las sustancias, las personas y los ambientes.

Las sustancias por si solas no significan nada; adquieren sentido a partir del sujeto que las usa, para el cual cumplen una función determinada, y en un ambiente sociocultural que les adjudica significados y símbolos precisos. Con relación a las sustancias, un factor de riesgo es, sin duda, su composición farmacológica, su capacidad de crear dependencia, los efectos que produce, entre otros.

Las personas son el elemento clave en el consumo de drogas. Las drogas no tienen vida propia y, al contrario que un virus, no se introducen en el cuerpo sin que la persona lo desee, existe siempre una voluntad al ingerirlas. Hay oferta de drogas, porque hay gente dispuesta a tomarlas. La cuestión está en determinar por que y para que las necesitan.

Entre los factores de riesgo de consumo problemáticos destacan algunas limitaciones en el desarrollo personal, tales como: falta de autonomía en la toma de decisiones; escasa capacidad crítica ante las presiona del entorno, incapacidad para la resolución de conflictos o problemas; deficiente autocontrol; mínimo desarrollo del sentido de la prudencia; un sistema de valores poco definido, marcado por una ausencia de responsabilidad en los comportamientos y u concepto bajo de uno mismo, que repercute en una falta de autoestima.

El ambiente en que se mueve la persona también es decisivo a la hora de consumir drogas. Existen ambientes en los que las sustancias gozan de prestigio social, está bien visto tomarlas, se asocian al ocio y a la diversión, están de moda y todo ello, facilita su consumo. Estas sustancias originan la selección y manipulación de la información, que suele ser sesgada o parcia, sobre los efectos de las sustancias; se minimizan los riesgos y se exageran sus ventajas. El consumo de drogas genera una cultura e incluirse en esta cultura les facilita consumirlas.

Determinadas circunstancias ambientales originan conflictos sociales (violencia colectiva, desarraigos, marginalidad, etc.) que, al repercutir inevitablemente sobre grupos e individuos, también se transforman en factores de riesgo o vulnerabilidad.

¿Qué hacer ante una situación de consumo de drogas?

Actuar con calma, sin dramatizar. La drogadicción es un proceso lento, que transcurre por etapas sucesivas y que no supone necesariamente una escalada forzosa, sino que puede detenerse incluso espontáneamente. Es fundamental conocer en qué momento del proceso se encuentra nuestro hijo, puesto que puede que haya realizado una primera experimentación o este consumiendo esporádicamente o, por el contrario, realice un consumo más regular y habitual. En cualquiera de los casos, antes de actuar es necesario recabar toda la información posible sobre la situación.

Hablar con nuestro hijo sin perder la calma en un ambiente de confianza. Por encima de todo, es importante adoptar una actitud de acogida y no de rechazo para que, de esta forma, el lo perciba como una ayuda y no como una censura o control, pero señalando con seriedad nuestra desaprobación, dejando claro que el rechazo es hacia la conducta, no hacia la persona. No hay que hacerlo si esta bajo el influjo del alcohol u otra sustancia sino esperar a que se le pase. Hablar con el de:

  • Las sustancias que está consumiendo.
  • Las dosis y las frecuencias.
  • El grado de conciencia que tiene sobre los riesgos o los posibles problemas que ocasionan su consumo.
  • La función que está cumpliendo para él o ella la droga que está utilizando.

                Para poder apoyar a nuestros hijos podemos:

  • Ofrecerles información confiable y realista sobre los efectos nocivos de las sustancias que consumen y los riesgos de su uso.
  • Ayudarles a analizar los motivos por los que las usan.
  • Facilitarles la búsqueda de alternativas que sustituyan las funciones que están cumpliendo las drogas: motivarles hacia diversas aficiones, despertar nuevos intereses y nuevos entretenimientos, abrir su abanico de amistades poniéndolos en contacto con otros jóvenes y compartir más tiempo con ellos.
  • el deporte y la familia, Denis Esqueda

En el Centro de Atención Primaria en Adicciones San Juan de los Lagos (CAPA San Juan) nos especializamos en la atención y tratamiento del consumo de sustancias adictivas como el alcohol, tabaco y drogas ilegales (cocaína, marihuana,…), para mejorar la calidad de vida de las familias y personas que se encuentran con este problema. Si conoces a alguien que desee dejar de consumir, o si quieres dejar de fumar, beber o consumir alguna otra droga te invitamos a que acudas a nuestras instalaciones, nos encontramos en la calle Rosales #217 en la colonia de Lomas Verdes y nuestro teléfono es el (395) 7256945. Los servicios son totalmente gratuitos.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *