Editorial Periódico Ágora 688: “Ser Derecho”

Un escritor famoso expresó en una ocasión que: “la mente es más rápida que la pluma”. Desde luego que así es, escribir equivale a apuntar en pleno vuelo al ave del pensamiento y luego dar en el blanco atrapando la idea en cuanto lanza su primer destello.

Considerando lo anterior, podemos imaginar a un escritor serio como si fuera un cazador, que a veces tiene que meterse a un escondite, camuflarse y permanecer desapercibido, esperando a que algo se aproxime; pero también sucede que en otras ocasiones tiene que recorrer grandes extensiones del campo con la esperanza de que algo “se le ponga a tiro”.

En esta época de sobreinformación, existe la percepción de que ya todo está dicho y es difícil discernir sobre algo digno de escribir, y sobre todo, encontrar algo útil para leer; esto mantiene muy confundido a ese conglomerado de personas que tienen el derecho y la obligación de mejorar el lugar donde viven, a esa comunidad que se le llama ciudadanía.

No es ocioso recordar a todos aquellos que se dicen ciudadanos, que para serlo hay que llenar ciertos requisitos, entre ellos, hay uno que lo define claramente y es el de “ser derecho”, con esta expresión recordamos que los ángulos rectos poseen cierta virtud mística.

Buscar la verticalidad de la plomada y la horizontalidad del nivel encierra una moral implícita; son estas normas las que, en el mundo físico, mantiene las casas en pie, las mesas soportan el peso y los costados de una caja se quedan unidos, porque solo así las juntas están cuadradas y los elementos verticales están a plomo.

Podemos deducir de esta comparación que las cosas chuecas tarde o temprano colapsan; igual que las personas “chuecas” o torcidas en sus intenciones que pronto se dan a conocer, pero que por desgracia, cuando se descubren, su proceder ya ha causado demasiado daño.

Ser derecho (como la plomada o la burbuja entre las líneas del nivel) es entrar en sintonía con las fuerzas que dan cohesión al Universo.

foto0307

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *