7 tips que no sabías para la seguridad de tus llaves

Dentro de cualquier sistema de seguridad física, la instalación de cerraduras representa uno de los primeros y principales elementos a considerar.

Dependiendo de los riesgos y el presupuesto, se podrán adquirir cerrojos de distintos tipos y niveles de seguridad, siendo las llaves un elemento que merece especiales consideraciones para lograr los objetivos del sistema.

Para muchas de las víctimas de robo a casa habitación, negocio o incluso vehículo, les resulta muy triste, encima del daño, encontrarse con el hecho de que los delincuentes les robaron sin haber forzado alguna puerta, lo cual implica, en muchos casos, que tuvieron acceso a las llaves.

Si reflexionamos al respecto, además de preocuparnos por la calidad y eficacia de las cerraduras y candados, debemos ocuparnos de implementar un control efectivo de las llaves de nuestro hogar, vehículo y lugar de trabajo.

Considera las siguientes recomendaciones:

  1. Inventario y evaluación.
    Resulta fundamental el realizar un inventario de cerraduras y sus llaves, determinando el número de copias que existen de cada una, verificando que sean las suficientes, que cumplan su función de manera eficaz y, de acuerdo al nivel de riesgo, que las cerraduras sean las adecuadas.

    2. Resguardo seguro.
    Adquiere una caja de seguridad para llaves y ubícala en un lugar seguro, lejos de áreas comunes o del paso de personas, pero accesible para los habitantes del hogar. Asigna, dentro de ella, un lugar específico para las llaves de cada cerradura (original y copias) a fin de detectar rápidamente algún faltante.

    3. Designación de usuarios.
    Lleva un registro de las personas que posean copias de tus llaves. Es importante no dotar de llaves a personas que, por su edad o alguna otra condición, no sean conscientes del riesgo o no muestren compromiso con la seguridad de los habitantes.

    4. El lugar de las llaves.
    Aunado a la caja de seguridad, tu hogar debe contar con un lugar para que las personas cuelguen sus llaves, situado lejos de áreas comunes y del paso de personas. Es importante que se habitúe a las personas a fin de evitar el extravío de llaves dentro de la casa. Evita, a toda costa, dejar las llaves debajo del tapete de la entrada, en la maceta o escondidas en algún otro sitio sin control.

    5. Empleados domésticos.
    Si debido a la dinámica de tu hogar es preciso dotar de llaves a los empleados domésticos, proporciónales únicamente la llave de una de las cerraduras de la puerta. Así, tú podrás determinar si permites o no su ingreso cerrando sólo la chapa de la llave proporcionada, o bien, cerrando una segunda cerradura, restringiendo por completo su acceso.

    6. Llaveros.
    Evita colocar las llaves de tu hogar en el mismo llavero junto con las llaves de tu vehículo. Adquiere y utiliza llaveros de seguridad que te permitan resguardar tus llaves adecuadamente y habitúate a no traer las llaves en la mano, ni dejarlas sobre la mesa en lugares públicos.

    7. Cambio de cerraduras.
    Ante el extravío o robo de llaves, así como si se ha alquilado o adquirido el lugar o, incluso, si se ha roto la relación con alguna persona que haya tenido acceso a las llaves, es preciso, por tu propia seguridad, que mandes cambiar la combinación de las cerraduras, haciéndolo con un profesional de buena reputación y manteniendo un registro de sus datos.

Es importante que si requieres hacer copia de alguna llave, acudas personalmente para estar presente y atento en todo el proceso, para evitar que se hagan copias extras que puedan ser utilizadas indebidamente por terceras personas.

¿Tienes alguna otra recomendación de seguridad para las llaves?, comparte con nosotros por medio de las redes sociales para difundirla a toda la comunidad.

Por David Lee

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *