¿Te duele la rodilla? Puede ser artritis

¿Te duele la rodilla? Puede ser artritis

Existen tres tipos básicos de artritis pueden afectar la articulación de la rodilla.

  1. Osteoartritis (también conocida como OA) es la forma más común de artritis de la rodilla. OA suele ser una enfermedad degenerativa lentamente progresiva en que se gasta gradualmente el cartílago de la articulación. Frecuentemente afecta a la gente de mediana edad y la más longeva.
  2. Artritis reumatoide (también conocida como AR) es un tipo de artritis inflamatoria que puede destruir el cartílago de la articulación. Puede ocurrir a cualquier edad. Generalmente afecta ambas rodillas.
  3. Artritis postraumática puede desarrollarse después de un daño a la rodilla. Este tipo de artritis es parecida a osteoartritis y puede desarrollarse años después de una fractura, desgarro del menisco o daño al ligamento.

 

Síntomas de Artritis

Generalmente, el dolor asociado con la artritis se desarrolla gradualmente, aunque la iniciación súbita también es posible. La articulación puede ponerse rígida e hinchada, haciéndole difícil doblar o extender la rodilla. El dolor y la hinchazón son peor por la mañana o después de un período de inactividad. El dolor puede aumentar también después de actividades tales como caminar, subir la escalera o arrodillarse.

Frecuentemente el dolor puede ocasionar un sentimiento de debilidad en la rodilla, dando como resultado inmovilidad o caídas frecuentes. Los cambios ambientales (frió o humedad) también afectan el grado de dolor de la artritis.

 

Haciendo el Diagnostico

Su médico realizará un examen físico que enfoca en su marcha, el arco de movimiento en la extremidad, y la sensibilidad o hinchazón de la articulación. Los rayos-X típicamente muestran una pérdida de espacio en la articulación de la rodilla afectada. Pruebas de sangre y otras pruebas especiales tales como Imágenes por Resonancia Magnética  pueden ser necesarias para hacer el diagnostico.

 

Opciones de Tratamiento

– En las etapas tempranas, la artritis de la rodilla se trata con medidas conservadoras, no quirúrgicas.

– Las modificaciones del estilo de vida pueden incluir la pérdida del peso, cambiando desde ejercicios de correr o saltar a nadar o ciclismo, y minimizando las actividades que agravan la condición, tales como la de subir escaleras.

Los ejercicios pueden ayudar a aumentar el arco de movimiento y flexibilidad así como también ayudan fortalecer los músculos en la pierna.

– Usar utensilios sustentadores tales como un bastón, llevando inserciones amortiguadoras en los zapatos, o llevando una ortésis (dispositivo ortopédico) pueden ser útiles.

– Otras medidas pueden incluir aplicaciones de calor o hielo, ejercicios en el agua o vendajes elásticos.

 

Varios tipos de drogas pueden usarse para tratar la artritis de la rodilla. Porque cada paciente es diferente, y porque no toda la gente responde de la misma manera a medicaciones, su cirujano ortopédico desarrollará un programa específico para su condición.

 

Las medicaciones antiinflamatorias pueden incluirse  para ayudar a reducirla hinchazón en la articulación.

 

Glucosamina y condroitin sulfato son los suplementos orales que pueden aliviar el dolor de osteoartritis.

Corticoesteroides son poderosos agentes antiinflamatorios que pueden ser inyectados en la articulación.

Terapia de hialuronato consiste en una serie de inyecciones destinadas a cambiar el carácter del fluido de la articulación.

 

Tratamiento Quirúrgico

Si su artritis no responde a estos tratamientos no quirúrgicos, puede que usted necesite tener cirugía.

Cirugía artroscópica utiliza tecnología de fibra óptica para permitir que el cirujano pueda ver adentro de la articulación y limpiarla de partículas o reparar cartílago desgarrado.

Una osteotomía en la espinilla (tibia) o el fémur para mejorar la alineación de la articulación de la rodilla.

Una artroplastia total o parcial de la rodilla reemplaza el cartílago severamente dañado de la articulación de la rodilla con metal y plástico.

Injertar el cartílago es posible para algunas rodillas con limitada o contenida pérdida de cartílago debida a trauma o artritis.

Cirujanos ortopedistas continúan buscando nuevas maneras de tratamiento de la artritis de la rodilla. La investigación actual enfoca en nuevas drogas así como también en trasplantes de cartílago y otras maneras para ayudara demorar el progreso de la artritis.

 

Centro Especializado en Traumatología y Medicina Deportiva.

Dr. José Gpe Montero Romo.

Medico Cirujano Traumatólogo Ortopedista.

Cirujano de Rodilla.

Vicente Guerrero 70-B.

San Juan de los lagos, Jalisco.

CETRAMED.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *