México y el Burro del Aguador

México y el Burro del Aguador

En relación al desabasto de gasolina

En San Juan se han recibido algunas señales claras del terrible desorden que prevalece en el sector energético, en los últimos días se ha padecido una escases de combustible, causando un descontrol y caos en el transporte de bienes y servicios.

La ciudadanía está preocupada por la terrible corrupción de la clase política, la descomposición del sistema cubre casi todos los sectores del gobierno, esto se ha evidenciado y publicitado por los medios, pero los últimos acontecimientos donde se da a conocer las corruptelas, robos y vandalismo de gobernadores y el contubernio para despojar a la Nación de todos sus recursos, prende una intensa señal roja de alarma.

Surgen preguntas obligadas: ¿en esto consistía la tan cacareada reforma energética? ¿Las refinerías del país no son capaces de producir lo que el país necesita? ¿Las grandes corporaciones extranjeras tendrán así un mercado libre y sin competencia?

A México le está pasando lo que al burro del aguador que: “iba cargado de agua pero se murió de sed” Se tiene petróleo que se vende a muy bajo precio y se compran productos refinados en el extranjero de ese petróleo a muy alto precio ¿de quién va a ser el negocio?  Se pueden argumentar varias justificaciones, pero esto ha sido como una pequeña prueba de lo que le espera a la sociedad mexicana cuando todos los recursos estén “concesionados” a empresas extranjeras.

El país está siendo reconquistado por el poder del dinero, entregado sin oponer resistencia, así está sucediendo porque se ha engañado al pueblo mexicano con argumentos que atentan contra el sentido común, por ejemplo: el gobierno dice que Petróleos Mexicanos tiene que ser clausurado porque se pierde dinero, por incosteable, entonces ¿porqué hay tantos “inversionistas” que quieren entrarle a ese negocio de perder dinero? ¿Porqué hay países que sí son muy ricos administrando este vital recurso? ¡Indudablemente que algo está fallando en México y ya es tiempo de descubrirlo y evitarlo!

Otro ejemplo inconcebible es cuando se hacen carreteras con dinero del erario, que enseguida se concesionan a cierta “compañía” que alegremente pone sus casetas para cobrar la cuota, y así está sucediendo con todos los recursos clave de este sufrido y explotado país.

De segur las cosas por el rumbo que van, no se dude que a San Juan se le llegará su hora, un pueblo acostumbrado a cierta libertad puede verse obligado a la disimulada esclavitud del obrerismo servil para empresas extranjeras.

 

 

E D I T O R I A L

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *