El Mundo de Ayer

El Mundo de Ayer

Les comentaba, estimados lectores de “Ágora”, lo que mi memoria conserva sobre cómo estaba distribuido el comercio en la zona centro de San Juan de los Lagos, teniendo como punto de referencia el mercado municipal “Zenón de la Torre” y las calles que lo circundan, como la Vicente Guerrero, la Hidalgo, la Rita Pérez de Moreno, la Luis Moreno y la Plaza de Armas o Plaza principal; o como ahora se le llama: Plaza Rita Pérez de Moreno.

Al describir tales comercios les informaba no solo sobre sus características comerciales sino también los nombres de los propietarios que las atendían y algunos de sus familiares.

Ahora, trataré de describir a ustedes como estaba distribuido el área comercial del edificio conocido en ese entonces como “El parían nuevo”, para identificarlo y no confundirlo con el parían viejo, en el cual viví la mayor parte de mi niñez, adolescencia y juventud; para esto les contaré que me case a los 21 años y medio, y a partir de entonces fui cambiando de domicilio hasta quedar instalado en lo que ahora es su humilde casa.

Pues bien; entrando en materia: los locales comerciales que estaban ubicados en el parían nuevo frente a la plaza principal y por la calle Rita Pérez de Moreno, partiendo del edificio contiguo (hoy Casa de la Cultura) donde estaban las oficinas federales de Correos, Telégrafos y Oficina Subalterna Federal de Hacienda. Ya dentro del portal estaba la miscelánea  del señor Mauro Padilla, y luego la zapatería del Señor  Don Felipe Pérez, papá del maestro Arnulfo Pérez, conocido como el maestro “Juarias”, y del Dr. Gabriel Pérez Ramos, así como de otros de sus hijos, hermanos de estos dos personajes muy conocidos que les menciono.

Pero según pláticas de personas mayores, como don Tomás Hernández Márquez, antes de la zapatería de Don Felipe Pérez estaba un señor de origen Francés, el señor Don José Rougón que tenía una tienda de abarrotes, y luego estaba instalada la tienda de los hermanos Pascasio y Don Ranulfo Muñoz; enseguida el Señor Don Arcadio Sánchez tenia ahí la tienda en la que trabajó primero Don Enrique M. Enciso, que luego se casó con una hija de Don Arcadio.

Por cierto, en tiempos de la revolución Don Enrique M. Enciso se fue a los Estados Unidos y allá aprendió el oficio de fotógrafo, sus postales de la Santísima Virgen de San Juan y también las panorámicas desde algunos puntos estratégicos y singulares  de San Juan siguen causando asombro, fue un notable fotógrafo que alguna vez participó en un concurso de la Kodak a nivel mundial, era un concurso para la mejor y más artística fotografía; él gano tal premio y recibió su reconocimiento por esa famosa compañía fotográfica Alemana.

Pero también son notables las postales de la colecturía del Santuario de Nuestra Señora de San Juan, y de las características y detalles de su arquitectura interior y exterior de la Basílica, que por ello fue conocida no solo en toda la República Mexicana, sino también en casi todo el mundo.

Después de la tienda de los “Pascasitos”  (como les decían en el pueblo) estaba la cantina del Señor Calixto Padilla; luego se entraba a la finca por un gran portón y un pasillo donde estuvo primero una fonda de un chinito, que cuando murió el señor José María Romo Carvajal puso una cantina; y enseguida había una tienda de abarrotes del Señor Manuel Muñoz, que la quitó y se fue a vivir a la ciudad de México donde probó fortuna, instalando una maderería que le resultó todo un éxito económico y lo convirtió en un hombre rico.

Yo lo conocí cuando estaba trabajando en la agencia de automóviles de Don Gabriel Pérez de León, y siempre que estaba Gabriel acudía Don Manuel Muñoz y otros personajes de san Miguel el Alto que frecuentaban la agencia para convivir con Don Gabriel.

Se me pasaba comentarles que estos comercios reseñados estaban por la calle Hidalgo frente al mercado; y la tienda de Manuel se convirtió en una Cantina. Ya les comentaré más en el siguiente artículo de “Ágora”

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *