EL PAPEL DE LA FAMILIA EN LA PREVENCIÓN DE LAS ADICCIONES ¿Por qué algunas personas consumen drogas?

PARA INTEGRARSE Y PERTENECER A UN GRUPO.

Los jóvenes quieren agradar a sus iguales. Algunas veces empiezan a utilizar el alcohol, el tabaco y las drogas ilegales para sentir que se integran, para superar la ansiedad, cambiar su personalidad o darse valor para hablar con los demás.

Nuestra sociedad está expuesta a mensajes que, quizás no intencionadamente, nos incitan a nosotros y a nuestros hijos a usar las drogas para mejorar nuestra vida y desarrollar habilidades sociales.

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo impediremos que nuestros hijos anden por ahí con aquellas personas que parecen necesitar el uso del alcohol, el tabaco y las drogas ilegales? Los padres, abuelos, tías y tíos, las familias de acogida, los tutores, y otros, pueden jugar un importante papel ayudando a los jóvenes a enfrentarse a las presiones para que no beban alcohol ni usen drogas. En realidad, el no desea dañar la relación entre ellos y los adultos que les cuidan es la razón más común que dan los jóvenes para no consumir alcohol y drogas.

caricatura-77

Por tanto, manifestar con claridad que usted, como adulto que les cuida, no desea que beban alcohol, fumen tabaco y usen drogas ilegales, constituye para ellos la mayor motivación para rechazar la oferta de que prueben estas sustancias. Encontrar maneras creativas de rechazarlas requiere mucha práctica.

Un niño que tenga dificultad para rechazar las ofertas de los jóvenes mayores o de los adultos, puede necesitar una ayuda especial para adquirir maneras enérgicas y creíbles con las que pueda aclarar al otro que no desea alcohol, tabaco ni drogas ilegales.

PARA RELAJARSE Y SENTIRSE BIEN.

Los adultos y los jóvenes desarrollan maneras poco saludables de enfrentarse al estrés. Es necesario que los niños aprendan a enfrentarlo, a tomar decisiones sensatas y a relajarse.

  • Ayude a sus hijos a establecer relaciones solidas.

La relación con sus hijos les puede dar seguridad. Valórelos, busque su apoyo y aclare sus expectativas mientras sus hijos crecen. Afortunadamente, ellos entienden que su amor está ahí para ellos. Podrán a prueba esa premisa una y otra vez hasta que estén bien seguros.

  • Ayude a sus hijos a expresar lo que piensan y lo que sienten.

La capacidad de expresar los pensamientos y los sentimientos es la esencia del ser humano. Cuando tratamos de limitarla en nuestros hijos, les estamos quitando una gran parte de si mismos. Los jóvenes a quienes se les enseña a expresarse, tendrán mayor facilidad para enfrentarse a la presión de sus iguales y resistir otras tentaciones.

No prestar atención a lo que piensan y sientes sus hijos podría cortar gravemente la relación que tienen con usted. Lo más probable es que se rebelen o se escondan de usted. Todos hemos oído historias acerca de jóvenes que son ignorados, abandonados o rechazados. Se sienten heridos y expresan su dolor por medio de la agresión. Recurren a al violencia y a otras formas de mostrar lo que sienten, o bien, reprimen sus sentimientos y deciden consolarse con alcohol, tabaco o drogas ilegales. Estimule a sus hijos para que expresen sus sentimientos y lo más importante de todo, escúchelos cuando le hablen.

  • Expresión de los pensamientos y los sentimientos.

1.- Puede enseñar a sus hijos a expresar sus pensamientos y sentimientos utilizando personajes de televisión. Pregúnteles si sienten como ellos. Interrógueles acerca de esos sentimientos. También puede leer historias de la prensa y preguntarles lo que opinan sobre esas historias y personas.

2.- Muchas familias utilizan la hora de la comida o de la cena para compartir los acontecimientos o para debatir los asuntos comunes. Sin embargo, debe procurar limitarse en esos momentos a un dialogo positivo. No es el momento adecuado para tratar los asuntos perturbadores, como las bajas calificaciones escolares, las malas noticias de los periódicos u otros temas desagradables. Evidentemente, no es el momento para las disputas. Debe dejar bien en claro que espera que nadie utilice un lenguaje vulgar y fijar otras normas de comunicación.

En el Centro de Atención Primaria en Adicciones San Juan de los Lagos (CAPA San Juan) nos especializamos en la atención y tratamiento del consumo de sustancias adictivas como el alcohol, tabaco y drogas ilegales (cocaína, marihuana,…), para mejorar la calidad de vida de las familias y personas que se encuentran con este problema. Si conoces a alguien que desee dejar de consumir, o si quieres dejar de fumar, beber o consumir alguna otra droga te invitamos a que acudas a nuestras instalaciones, nos encontramos en la calle Rosales #217 en la colonia de Lomas Verdes y nuestro teléfono es el (395) 7256945. Los servicios son totalmente gratuitos.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *